Cultivo


Para la obtención de altos rendimientos, el cultivo de la palma de aceite requiere unas condiciones climáticas y de suelos específicas, bajo las cuales se optimizan los rendimientos y disminuyen los problemas de plagas y enfermedades.

Conocer tales requerimientos antes del establecimiento del cultivo posibilita la toma de decisiones tan trascendentales como la de no sembrar en condiciones inadecuadas o, si ya se sembró, implementar las medidas correctivas más indicadas.

El análisis del entorno donde se desarrollará el cultivo permitirá observar anticipadamente las posibles limitaciones y evaluar su eventual impacto sobre la productividad y los costos, factores determinantes para  el logro  de la competitividad que deben buscar los cultivadores.

 

 

 

 

 




Información de interés

Eventos


Destacados